jueves, 17 de septiembre de 2009

Como puedes ser Socialmente Responsable

A veces parece que estamos obcecados en exigir a las empresas que sean socialmente responsables y no nos requerimos a nosotros el mismo nivel de exigencia.

¿Hemos pensado como ser nosotros socialmente responsables?

Los ciudadanos no solo debemos exigir sino comprometernos y convertirnos en una parte importante para el fomento de la Responsabilidad Social. Hay muchas formas de hacerlo.

Mediante el CONSUMO RESPONSABLE

Como consumidor debes ser conscientes de tus hábitos de consumo y de los impactos que esos hábitos tienen en la sociedad y en el medioambiente. Debes ser por tanto una persona informada y consciente de la repercusión de tus actos.

Además de conocer y exigir tus derechos, busca aquella alternativa de consumo que produzca efectos positivos en la sociedad y con el menor impacto negativo sobre el medioambiente.

Experimenta

Puedes empezar con pequeños cambios en tus hábitos.


ALIMENTACION

· Empieza a consumir alimentos certificados como ecológicos (apoyas la agricultura sostenible y contribuyes a aumento de superficie dedicada a estos cultivos)

· Consume productos locales y de temporada (se ahorra energía en el transporte y se favorece la agricultura local)

TRANSPORTE

· Si puedes elegir, opta por medios de transportes menos contaminantes, utiliza el transporte colectivo.

· Conduce de manera responsable: evita los frenazos y aceleraciones, comparte coche…

“El coche es la principal fuente de contaminación de nuestras ciudades: de emisión de ruido y de la mayor parte de las emisiones de CO2 y de los hidrocarburos no quemados. En la ciudad, el 50% de los viajes en coche es de menos de 3 km, y un 10% de menos de 500 m. En estas ocasiones, valore la opción de usar el transporte público”. (IDAE, Consejos para el consumo eficiente y responsable de la energía)

CONSUMO DE ENERGÍA

· Escoge la alternativa que suponga menor consumo de energía

· Cierra las ventanas y las puertas de los lugares donde regulas la temperatura

· Comprueba si realmente es necesario tener en funcionamiento durante todo el día en casa el sistema de climatización.

· Para evitar fugas de energía, aísla bien las puertas y ventanas de tu casa

· Fíjate en la etiqueta energética que los electrodomésticos. La categoría A son las más eficientes, los de la categoría G los menos eficientes.

· Compra bombillas de bajo consumo. Una bombilla de bajo consumo tiene una vida útil 10-12 veces superior a una estándar y usa entre 1/5 y ¼ menos de energía.

· Apaga completamente los aparatos eléctricos cuando no los utilizas. La luz de “stand by” consume energía, entre un 10-15% de la electricidad usada en una vivienda media es debido a la electricidad consumida durante estos periodos de Stand-by.


“La mayor parte de la energía que se usa en las viviendas españolas se dedica al uso de la calefacción y a la producción de agua caliente sanitaria. De hecho, ambas partidas suman el 66% del gasto energético familiar, mientras que el 34% restante se invierte en el uso de los electrodomésticos (16 %) de la cocina (10%) la iluminación (7%) y el aire acondicionado (1%)”. (IDAE, Consejos para el consumo eficiente y responsable de la energía).

REDUCIR, REUTILIZAR, RECICLAR

Durante todo el ciclo de vida del producto, desde la obtención de materias primas para su fabricación como en la fabricación, lo comercialización y la posterior eliminación o recuperación de los residuos, estamos contaminando.

1. Reducir significa ahorrar materias primas (reducción de embalajes)

2. Reutilizar significa alargar la vida útil de los materiales (darles un uso alternativo).

3. Reciclar significa reintroducir en el sistema productivo


Reducir

- Valora tus necesidades y en función de éstas realiza tu consumo

- Compra lo que realmente necesites de productos perecederos, para no tener que tirarlos.

- Escoge productos con menos envoltorio o que sea reciclado.


Reutiliza

- Reutiliza bolsas, papel escrito por una cara

- Repara las cosas que se rompen en lugar de reponerlas por unas nuevas (ten en cuenta el impacto medioambiental que se ha producido a la hora de fabricar el nuevo producto)

- Regala las cosas que no te sirven antes de tirarlas.


Recicla:

- Separa tu basura

- Entrega los residuos peligrosos (baterías, pilas, material informático…)en los Puntos Limpios.

- Recicla el papel y el vidrio en los contenedores que existen en tu ciudad.


Guía de Consumo Responsable:

http://www.intermonoxfam.org/cms/HTML/espanol/2721/Guia_Hipacoop_castellano.pdf

Tú huella ecológica.

Puedes calcular el impacto medioambiental que tu estilo de vida esta produciendo. Estas herramientas calculan cuanto terreno y espacio marino es necesario para generar todo los que estas consumiendo y tirando a la basura.

Puedes comprobarlo en estas direcciones:

http://www.earthday.net/footprint/

http://www.myfootprint.org/es/

http://www.footprint.wwf.org.uk/



1 comentario:

  1. Muchas y muy buenas ideas para poner en práctica día a día y ejercer un Consumo más Responsable. Te las copiamos y añadimos algunas más. ¡¡ A ver qué te parecen!!
    www.setemactiva.wordpress.com

    Gracias,

    Cristina

    ResponderEliminar